TALLER SENSORIAL CLASE DE HUGO

La semana pasada fuimos a clase del mediano, Hugo, unas cuantas mamás, como ya hiciéramos cuando el mayor estaba en tres años y dieron el cuerpo humano. Esta vez hemos llevado al cole un muñeco de madera y fieltro que hicieron Ana y Nuria, llevamos Radiografías para ver en la Mesa de Luz, partes del cuerpo recortadas y algunas telas.

El taller lo repartimos en 5 estaciones, que se relacionaban con los 5 sentidos y nos repartimos el trabajo en dos mamás por estación. A mí, esta vez me tocó la estación del oído, con Elisenda, la mami de Martina, en nuestra estación teníamos diferentes instrumentos musicales, una sonaja, claves, un minipalo de lluvia, un palo de rascar (los instrumentos de madera eran de Ikea), una caja de música (esta era de imaginarium) https://www.imaginarium.es/cajita-de-musica-para-ninos-tin-music-box-63125.htm, y unas botellas pintadas, estaban dobles, había dos con agua, dos con piedras y dos con arena, escuchaban las botellas, las movían y las relacionaban las que sonaban igual, luego les regalábamos a cada uno una pulsera con cascabeles, y cuando terminaban esto, podían jugar con el árbol musical que es un recurso estupendo.https://www.amazon.es/gp/product/B00OHLHOE8/ref=ox_sc_act_title_1?smid=AHFDYOYBHF2C7&psc=1

.

Luego estaba la estación de la vista, donde dos mamás prepararon unos plásticos con pintura dentro y los sellaron, donde nos niños experimentaban la mezcla de colores sin mancharse, y hacían un cuadro curioso. También tenían una especie de caja con papel de celofán y algo dentro, que sinceramente desconozco lo que era, y luego regalaron unas botellas de la calma. Luego la profesora preparó para esta estación, algo súper bonito, con los IPad, y unas pirámides de plástico hizo unos hologramas, además lo amenizó todo con música de meditación y fue realmente bonito.

video taller sensoriañ

Luego estaba la estación del Olfato, donde habían unos preciosos palilleros rellenos con diferentes aromas, colonia, vinagre, café, y además plantas olorosas como lavanda, romero y menta.

Luego tocaba el sensorial, donde hicieron un tablero con Elmer, el elefante multicolor, chulísimo, se compraron unos números que eran de cerámica, y tenían el número, que podía pasarse el dedo por encima y abajo escrito en braile. Y además la caja misteriosa, que cuando metían la mano debían adivinar que objetos tenían dentro.

En la siguiente estación teníamos el gusto, donde podían probar diferentes sabores, había: azúcar, sal, limón, chuches y tónica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 15 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.